Desarrollo de la economía mercantil y construcción de los caminos México-Veracruz en el siglo XVI

Guillermina del Valle Pavón ; gvalle@mora.edu.mx ; México

Fecha de envío 2015/08/26   Publicado 2007/01/01

Resumen


Se expone cómo se construyeron los dos caminos que enlazaban las ciudades de México y Puebla con el puerto de La Veracruz en el siglo XVI y sus respectivas funciones. La vía de La Veracruz, que se dirigía por el norte de la Sierra Madre Oriental, se concentró en el acarreo de larga distancia para realizar el comercio Atlántico. Fue abierta para la arriería y los carros de bueyes por iniciativa del cabildo de México, valiéndose del trabajo colectivo de los indios. A raíz de la expansión comercial generada por desarrollo de la minería y de la disposición del servicio personal de indios, dicho camino se reconstruyó para permitir la circulación de carretas de mulas que agilizaron el transporte. La vía de Orizaba, que iba por el sur de la Sierra Madre, además de enlazar a las ciudades de México y Puebla con el puerto de San Juan de Ulúa, conectó con los caminos y veredas que articulaban el oriente, sur y sureste de Nueva España y Guatemala en función de las necesidades del comercio regional. A fines del siglo XVI, la corona favoreció la transformación de esta vía, que fue conocida como “el camino nuevo”, para hacerlo accesible a los carros de bueyes a fin mejorar la comunicación con el fondeadero de Ulúa, que sustituyó a La antigua Veracruz, como el único puerto de Nueva España situado en el Atlántico.


Palabras clave


caminos México-Veracruz; economía siglo XVI; comercio regional; comercio atlántico; puertos.

Texto completo:

PDF HTML


DOI: http://dx.doi.org/10.18232/alhe.v14i1.309

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2007 Guillermina del Valle Pavón

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.